Construction Change Order

Ordenes de Cambio: Problemas Comunes

Proyectos de construcción raramente salen de acuerdo con lo proyectado; existen tantos factores impredecibles que es imposible crear un plan perfecto. Puede haber ocasiones en que el propietario quiere modificar el proyecto. Esto puede cambiar el alcance de su trabajo, la cantidad adeudada por el proyecto, o el tiempo necesario para completar el proyecto. Aquí es donde entra en juego la orden de cambio. Echemos un vistazo a los conceptos básicos de las ordenes de cambio, y los problemas comunes que enfrentan los contratistas.

¿Qué es exactamente una orden de cambio?

Una orden de cambio es un formulario escrito que detalla la adición de trabajo o el trabajo que se elimina del alcance del contrato original. Ambas partes deben acordar este cambio. La orden de cambio se convierte en una enmienda al contrato original por el cual el propietario y el contratista deben cumplir legalmente. Aunque esto suena simple, las órdenes de cambio son la base de muchas demandas y pueden ser costosas para los contratistas.

Uno de los errores más comunes que cometen los contratistas con respecto a las órdenes de cambio es el no adherir a las provisiones de las ordenes de cambio en el contrato original. Casi todos los contratos de construcción consideran órdenes de cambio y establecen reglas para enmendar el contrato original. Muchas veces, estas disposiciones deben cumplirse estrictamente; de lo contrario, corre el riesgo de no recibir el pago. Es por eso que es esencial tener un conocimiento profundo de estas disposiciones antes de firmar el contrato original. Esto ayudará a evitar cualquier confusión o posibles pérdidas financieras durante el proceso de construcción.

Uno de los aspectos más controvertidos de las órdenes de cambio es determinar si el trabajo adicional está incluido en el contrato original o si es una adición al alcance del contrato original. Los contratistas deben tener una comprensión integral del alcance del trabajo en el contrato original y lo que podría constituir un aumento en ese alcance del trabajo. Si existe la posibilidad de que pueda considerarse fuera del alcance original del trabajo, los contratistas deben informar al contratista general o al propietario que se necesita una orden de cambio. Siempre es mejor abordar este problema antes de realizar un trabajo adicional.

Otro error común es hacer trabajo en ordenes de cambio sin tenerlo por escrito. Como se indicó anteriormente, la orden de cambio por escrito se convierte en una modificación del contrato original. El no tener la orden de cambio por escrito, corre el riesgo que el propietario impugne la validez de la orden de cambio y la posible falta de pago. Es extremadamente importante que los contratistas documenten todo por escrito. Muchas veces, las ordenes de cambio son en dirección del propietario. La mayoría de contratos imponen la responsabilidad en el contratista para notificar al propietario que el trabajo adicional es requerido, aunque el trabajo sea bajo la dirección del propietario. Por lo tanto, los contratistas siempre deben ser cautelosos, documentar todas las ordenes de cambio y siempre enviar un aviso al propietario.

No importa el tamaño o el alcance del proyecto, los contratistas deben leer cuidadosamente el contrato original para protegerse. Los contratistas deben conocer las provisiones de las ordenes de cambio en el contrato y saber exactamente que se incluye en el alcance de trabajo del contrato original. Los contratistas siempre deben ser cautelosos y documentar todo, más vale prevenir que curar.

Este blog es parte de nuestra serie 2020 Dominando el Subcontrato. Regrese cada semana mientras profundizamos y separamos todo lo que necesita saber sobre un subcontrato.

Archives